Meditación

Es muy difícil definir qué es la meditación, porque ante todo se trata de una experiencia de unidad y totalidad, un estado de conciencia en el que se trasciende la dinámica dual del pensamiento. Mientras que la mente dual y el pensamiento analítico, funcionan como método de dividir para obtener cierta comprensión sobre las cosas, la meditación consiste en unir, es un estado en el que el meditador, el objeto de la meditación y el proceso de la meditación, se funden en una unidad. El meditador se convierte en el propio objeto de la meditación, y penetra su esencia más profunda.

Es la  unificación de todos los rayos de la conciencia, la actualización del potencial mental, que permite penetrar la esencia de todas las cosas. Todos los seres humanos experimentamos algún estado meditativo en forma espontánea, en algún momento de nuestras vidas: contemplando un paisaje, escuchando música, en una relación amorosa, caminando en un bosque o en el momento más inesperado. Lo más característico en el estado meditativo es que cesan el pensamiento y los condicionamientos mentales, quedando solo la experiencia directa. Un conocimiento intuitivo de la interconexión de todas las que en la realidad virtual percibimos como separadas debido a la información, que nos suministran los sentidos y la dinámica dual del pensamiento.

La meditación es un proceso que unifica todo el potencial de la energía mental. Cuando se perfecciona el proceso, la mente entra en contacto con la fuente suprema de la conciencia. El resultado final es la inmersión y fusión de la mente individual y la mente universal.

En este momento Nuestro Ser superior está en contacto directo con las energías de nuestro cuerpo, conectándonos con esa esencia que nos acompaña desde que la naturaleza nos concibió como espíritu individual. Al conectar con la fuente, esta energía activa el resto de los centros energéticos de nuestros cuerpos, equilibra ambos hemisferios, activa nuestra conciencia, nuestra esencia, y nuestro potencial infinito, volviéndonos seres integrados, evolucionados y plenos.

¿Porque Meditar?

Con la práctica regular de la meditación:                                                                                           

  • La mente se refresca, se vuelve delicada y hermosa.
  • La ansiedad disminuye
  • La estabilidad emocional mejora
  • La creatividad aumenta
  • La felicidad aumenta
  • Se desarrolla la intuición
  • Logramos tener claridad mental
  • Logramos paz mental
  • Conectamos con nuestro ser superior.

Cuando meditamos en grupo, las energías que se manejan durante la meditación se potencian. Las relaciones que existen entre los integrantes llevan al crecimiento espiritual de todos y cada uno de los miembros, Cada parte del grupo representa a otra parte y al conjunto experimentando así, el amor, la totalidad y la unidad.

Te invito a compartir, y formar parte de esta experiencia. Conectar con tu propia energía te permitirá restaurar el equilibrio energético, armonizar los planos,  físicos, mental, emocional y espiritual.

Te esperamos!

En amor infinito

Romina.

Meditaciónadmin

Romina Garcia © 2016

by pOnk